Como invertir en criptomonedas

En nuestros días existen muchas opciones para invertir el dinero. En ese sentido, hay quienes optan por invertir en la bolsa de valores, en la compra y venta de bienes raíces, y en la compra y venta de vehículos, entre otras.

Sin embargo, uno de los negocios que crece cada día más es el de las criptomonedas, pero para adentrarnos un poco más en el tema es imprescindible saber que es una criptomoneda y cómo funciona ese tipo de negocio.

La criptomoneda, moneda virtual, también conocida como cripdivisa o criptos, es una red encriptada o codificada de igual a igual, cuya función es facilitar el intercambio comercial digital, se trata de una tecnología que fue desarrollada en el año 2008.

La palabra criptomoneda está compuesta, a su vez, por dos palabras: cripto, esto es debido a que en sus transacciones se emplean algoritmos criptográficos, con el fin de garantizar la seguridad de sus operaciones.

En cuanto a la segunda palabra “moneda”, esta se refiere al hecho de que al igual que la moneda física, la moneda virtual también posee un valor, el cual puede almacenarse con la finalidad de realizar intercambios.

El Bitcoin, la primera y más popular criptomoneda, está pavimentando el camino como una tecnología de interrupción súbita para los sistemas de pagos financieros fijos y de larga data, que han existido durante muchas décadas.

Si bien no es probable que las monedas virtuales reemplacen a la moneda fiduciaria tradicional, podrían cambiar la forma en que los mercados globales, conectados a Internet, interactúan entre sí, eliminando las barreras que rodean las monedas nacionales reguladas y los tipos de cambio.

La tecnología avanza a un ritmo rápido, y el éxito de una tecnología determinada depende casi exclusivamente del mercado en el que busca evolucionar.

En ese sentido, Las criptos pueden revolucionar los mercados de comercio digital, al crear un sistema de comercio que fluya libremente y sin tarifas.

Al usar una criptomoneda, los usuarios pueden cambiar, digitalmente, su valor sin la supervisión o la intervención de terceras personas. La criptomoneda trabaja en la teoría de resolver algoritmos (cifras) que se encuentran codificadas con la finalidad de crear divisiones o hashes únicos que son finitos en número.

En combinación con una red de computadoras que verifican las transacciones, los usuarios pueden cambiar hashes tal y como si estuvieran cambiando una moneda física. Existe un número finito de criptos que se generarán, evitando un exceso y asegurando su peculiaridad.

Invertir en criptos

El negocio de las critomonedas, mejor conocido como el trading de criptomonedas se caracteriza por ser una de las maneras de invertir en las criptodivisas sin verse obligado a invertir grandes cantidades de dinero.

Una de las características relevantes de las monedas virtuales es que su precio está determinado por la oferta y la demanda de las mismas.

Otra característica resaltante es tiene una muy baja relación con las economías, situaciones políticas o sociales de los diversos países en los que operan.

Comerciar con las monedas virtuales está al alcance de todos, ya que cualquiera que tenga una computadora o un teléfono móvil inteligente puede invertir.

Entre algunos de los mejores mecanismos para invertir en criptos podemos mencionar los siguientes:

Compra al contado: Una de las formas más utilizadas en el mercado de las monedas virtuales es la compra al contado. Para ello se puede acceder a través de una plataforma de intercambio de criptomonedas, conocida en inglés como Cryptocurrency Exchange, la que a su vez, pueda utilizarse como monedero digital o wallet.

Los Cryptocurrency Exchange son sitios web en los que se puede comprar, vender o cambiar, estos tipos de activos, bien sea por una divisa física tradicional o por otra critomoneda.

Algunas de las plataformas de intercambio de monedas virtuales que actualmente existen son: Bittrex, Binance, Coinbase, Kukoin y Kraken, entre otras.

Minería de criptmonedas: Es un método básico para adquirir la criptos mediante un proceso de resolución de algoritmos matemáticos, ese proceso se llama minería. El trabajo lo realiza un ordenador o varios de ellos, los cuales se conectan a la red con la finalidad de verificar las transacciones legítimas.

Para realizar la minería es necesario invertir en equipos informáticos potentes lo cuales, durante ese proceso tienden a calentarse, por lo que también es necesario adquirir equipos de enfriamiento. Es de resaltar que este procedimiento también requiere un alto consumo de electricidad.

Fondos de inversión: Para realizar esta operación varios operadores invierten formando un capital agregado, el cual es administrado por un gestor profesional, que al regirse por una política de inversión definida, busca obtener ganancias.

En España se tiene a Pheidon Capital, el cual es el primer fondo de inversión en criptodivisas.

Derivados financieros: Entrar a mundo de los derivados financieros permite la posibilidad de hacer varias cosas a la vez: hacer trading, aprovechar las reacciones del mercado y la alta volatilidad de las criptomonedas.

Vale decir que esta es una ventaja única que poseen los derivados financieros, que los diferencia considerablemente de las otras formas de invertir en monedas virtuales.

Los derivados financieros se pueden clasificar en dos tipos: Los futuros y los CFDs.

En lo que se refiere a los futuros, como por ejemplo en el caso del bitcoin, los mismos pueden ser cotizados en el Chicago Board Options Exchange (CBOE) y el Chicago Mercantile Exchange (CME).

Por su parte, los CFDs son los llamados instrumentos apalancados. Es de resaltar que para ser trader con este tipo de instrumentos es muy importante saber cómo manejarse, ya que puede ser un arma de doble filo: puede ser un gran aliado para producir grandes ganancias, o puede ocasionar grandes pérdidas en los inversores.

En nuestros días existen muchas opciones para invertir el dinero. En ese sentido, hay quienes optan por invertir en la bolsa de valores, en la compra y venta de bienes raíces, y en la compra y venta de vehículos, entre otras.

Sin embargo, uno de los negocios que crece cada día más es el de las criptomonedas, pero para adentrarnos un poco más en el tema es imprescindible saber que es una criptomoneda y cómo funciona ese tipo de negocio.

La criptomoneda, moneda virtual, también conocida como cripdivisa o criptos, es una red encriptada o codificada de igual a igual, cuya función es facilitar el intercambio comercial digital, se trata de una tecnología que fue desarrollada en el año 2008.

La palabra criptomoneda está compuesta, a su vez, por dos palabras: cripto, esto es debido a que en sus transacciones se emplean algoritmos criptográficos, con el fin de garantizar la seguridad de sus operaciones.

En cuanto a la segunda palabra “moneda”, esta se refiere al hecho de que al igual que la moneda física, la moneda virtual también posee un valor, el cual puede almacenarse con la finalidad de realizar intercambios.

El Bitcoin, la primera y más popular criptomoneda, está pavimentando el camino como una tecnología de interrupción súbita para los sistemas de pagos financieros fijos y de larga data, que han existido durante muchas décadas.

Si bien no es probable que las monedas virtuales reemplacen a la moneda fiduciaria tradicional, podrían cambiar la forma en que los mercados globales, conectados a Internet, interactúan entre sí, eliminando las barreras que rodean las monedas nacionales reguladas y los tipos de cambio.

La tecnología avanza a un ritmo rápido, y el éxito de una tecnología determinada depende casi exclusivamente del mercado en el que busca evolucionar.

En ese sentido, Las criptos pueden revolucionar los mercados de comercio digital, al crear un sistema de comercio que fluya libremente y sin tarifas.

Al usar una criptomoneda, los usuarios pueden cambiar, digitalmente, su valor sin la supervisión o la intervención de terceras personas. La criptomoneda trabaja en la teoría de resolver algoritmos (cifras) que se encuentran codificadas con la finalidad de crear divisiones o hashes únicos que son finitos en número.

En combinación con una red de computadoras que verifican las transacciones, los usuarios pueden cambiar hashes tal y como si estuvieran cambiando una moneda física. Existe un número finito de criptos que se generarán, evitando un exceso y asegurando su peculiaridad.

Invertir en criptos

El negocio de las critomonedas, mejor conocido como el trading de criptomonedas se caracteriza por ser una de las maneras de invertir en las criptodivisas sin verse obligado a invertir grandes cantidades de dinero.

Una de las características relevantes de las monedas virtuales es que su precio está determinado por la oferta y la demanda de las mismas.

Otra característica resaltante es tiene una muy baja relación con las economías, situaciones políticas o sociales de los diversos países en los que operan.

Comerciar con las monedas virtuales está al alcance de todos, ya que cualquiera que tenga una computadora o un teléfono móvil inteligente puede invertir.

Entre algunos de los mejores mecanismos para invertir en criptos podemos mencionar los siguientes:

Compra al contado: Una de las formas más utilizadas en el mercado de las monedas virtuales es la compra al contado. Para ello se puede acceder a través de una plataforma de intercambio de criptomonedas, conocida en inglés como Cryptocurrency Exchange, la que a su vez, pueda utilizarse como monedero digital o wallet.

Los Cryptocurrency Exchange son sitios web en los que se puede comprar, vender o cambiar, estos tipos de activos, bien sea por una divisa física tradicional o por otra critomoneda.

Algunas de las plataformas de intercambio de monedas virtuales que actualmente existen son: Bittrex, Binance, Coinbase, Kukoin y Kraken, entre otras.

Minería de criptmonedas: Es un método básico para adquirir la criptos mediante un proceso de resolución de algoritmos matemáticos, ese proceso se llama minería. El trabajo lo realiza un ordenador o varios de ellos, los cuales se conectan a la red con la finalidad de verificar las transacciones legítimas.

Para realizar la minería es necesario invertir en equipos informáticos potentes lo cuales, durante ese proceso tienden a calentarse, por lo que también es necesario adquirir equipos de enfriamiento. Es de resaltar que este procedimiento también requiere un alto consumo de electricidad.

Fondos de inversión: Para realizar esta operación varios operadores invierten formando un capital agregado, el cual es administrado por un gestor profesional, que al regirse por una política de inversión definida, busca obtener ganancias.

En España se tiene a Pheidon Capital, el cual es el primer fondo de inversión en criptodivisas.

Derivados financieros: Entrar a mundo de los derivados financieros permite la posibilidad de hacer varias cosas a la vez: hacer trading, aprovechar las reacciones del mercado y la alta volatilidad de las criptomonedas.

Vale decir que esta es una ventaja única que poseen los derivados financieros, que los diferencia considerablemente de las otras formas de invertir en monedas virtuales.

Los derivados financieros se pueden clasificar en dos tipos: Los futuros y los CFDs.

En lo que se refiere a los futuros, como por ejemplo en el caso del bitcoin, los mismos pueden ser cotizados en el Chicago Board Options Exchange (CBOE) y el Chicago Mercantile Exchange (CME).

Por su parte, los CFDs son los llamados instrumentos apalancados. Es de resaltar que para ser trader con este tipo de instrumentos es muy importante saber cómo manejarse, ya que puede ser un arma de doble filo: puede ser un gran aliado para producir grandes ganancias, o puede ocasionar grandes pérdidas en los inversores.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *